lavado de manos_coronavirus
Share on print
Print
Share on email
Email
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Higiene, hidratación y prevención, nuestras grandes aliadas contra el coronavirus

La ciencia trabaja a contrarreloj para arrojar luz sobre el COVID-19, el virus que ha sacudido el planeta. Aunque hay camino recorrido porque se han estudiado coronavirus anteriores, hoy por hoy solo contamos con una certeza: lavarse las manos con agua y jabón funciona.

En función del tipo de superficie, el COVID-19 puede sobrevivir más o menos tiempo. Por desgracia, aún no sabemos cuánto. No obstante, la supervivencia de otros coronavirus ya se ha estudiado y, aunque los hallazgos no son concluyentes y varían en función del tipo de virus, las estadísticas apuntan a que la combinación de altas temperaturas y humedad relativa alta los inactivan antes. Por otra parte, un estudio publicado en 2018 señala que la exposición de los virus a radiación ultravioleta los desactiva. La radiación ultravioleta la encontramos, por ejemplo, en los rayos del sol y con la llegada de la primavera, aumentará de forma progresiva. 

¿Significa eso que la primavera podría reducir la propagación del coronavirus? No nos apresuremos. La primavera también trae lluvias y nubes que impiden el paso de los rayos del sol. Por lo tanto, aunque ambas combinaciones (calor y humedad; calor y sol) parezcan prometedoras, la primavera se llama incertidumbre.

Por el momento la OMS es tajante: el COVID-19 se puede transmitir en todas las áreas independientemente del clima y lo único que funciona para frenar la transmisión es mantener estrictas pautas de higiene.

La única certeza: higiene personal y ambiental

Un estornudo puede depositar el virus en una mesa o en una chaqueta; si a continuación nos apoyamos en ella y después nos rascamos la nariz, el virus podría introducirse en nuestro cuerpo e infectarnos. Por eso es tan importante seguir con rigurosidad las pautas de higiene.

Comencemos por lo básico: ¿qué es un virus? Un organismo microscópico que vive y se reproduce dentro de las células. Por eso es capaz de infectar cualquier tipo de ser vivo: animales, plantas, seres humanos, bacterias… Son tan pequeños que ni siquiera se pueden ver con microscopios de luz.  

El COVID-19 está formado por una capa de proteínas que logran engancharse a las células y una capa de grasa que las protege. Ahí está la clave para entender por qué es tan importante lavarnos las manos con agua y jabón. La composición del jabón tiene dos partes principales: una que atrae el agua y otra que atrae la grasa.  Si el virus está en nuestras manos o en una superficie y lo ponemos en contacto con el jabón, éste deshará su capa de grasa y lo desactivará. 

Aunque agua y jabón son la solución más eficaz contra el virus, no siempre la tenemos a mano. En su defecto, también puedes hacer uso de fórmulas preparadas a base de agua y alcohol. Para desinfectar la ropa, es conveniente hacerlo con agua caliente y esperar a que se seque del todo.

Una dieta sana y mucha agua para prevenir

A lo largo de estas semanas hemos visto cómo el coronavirus tiene consecuencias más graves en personas de edad avanzada, con patologías crónicas o con un sistema inmunológico débil. En todos estos casos también es importante seguir unas pautas saludables de descanso y alimentación. De hecho, una flora intestinal fuerte es la mejor defensa ante cualquier amenaza externa contra nuestra salud. Se recomienda comer abundantes frutas y verduras, alimentos ricos en antioxidantes, semillas, fibra…

Mantener el cuerpo hidratado también es muy importante: beber agua de calidad, filtrada o tratada, ayudará a eliminar parte de la toxicidad que nuestro cuerpo acumula. En H2O Tratamientos estamos a tu disposición para asesorarte sobre la mejor agua para tu organismo, como la ósmosis doméstica.

Agua de calidad asegurada en tu casa

Los equipos de ósmosis domésticos logran eliminar el exceso de metales y sales perjudiciales para la salud como plomo, sodio o nitratos que contiene el agua del grifo. También retienen las partículas disueltas en el cloro para eliminar los malos olores y sabores.

El agua osmotizada es especialmente beneficiosa para las personas más vulnerables. Sus propiedades contribuyen a mantener equilibradas sus defensas, prevenir los cálculos renales o combatir la hipertensión. Un equipo de ósmosis doméstica como los que instalamos en H2O Tratamientos asegura agua de calidad extraordinaria para beber y cocinar constantemente. Si consideras instalar uno de estos equipos, nuestros expertos estarán encantados de responder cualquier duda que tengas y ofrecerte el mejor asesoramiento. ¡Contáctanos!

También te puede interesar...

Deja un comentario